Limpieza y Desinfección de Espacios Comunitarios, Escuelas y Universidades en Tiempos de COVID-19

Limpieza y Desinfección de Espacios Comunitarios, Escuelas y Universidades en Tiempos de COVID-19

La enfermedad COVID-19 causada por el virus SARS-CoV-2 nos ha llevado a prestar especial atención a los métodos de limpieza y desinfección para mitigar o evitar la transmisión del virus.

Para poder implementar medidas adecuadas de limpieza y desinfección debemos empezar por entender un poco mejor como se comporta y como se transmite este virus. Hasta el momento se han identificado tres mecanismos principales de transmisión del SARS-CoV-2: contacto, gotas y aerosoles.

A nivel comunitario, la transmisión más común se da por contacto persona a persona, lo que ocurre con mayor frecuencia entre contactos cercanos a menos de un metro de distancia. En estos casos, la transmisión ocurre a través de gotas respiratorias, las cuales producimos al hablar, toser o estornudar. Adicionalmente, estas gotas pueden permanecer "activas" durante horas o días en objetos y superficies.

El SARS-CoV-2 es susceptible a los desinfectantes debido a que es un virus con envoltura lipídica. Esto significa que el virus va a estar adherido a una proteína para poder continuar activo. Estas proteínas hacen parte de la materia orgánica presente en la suciedad de objetos y superficies. Es por esta razón que una de las principales estrategias de prevención y control para la transmisión del COVID-19 en espacios comunitarios o espacios cerrados como las aulas de escuelas y universidades  es la limpieza de superficies y su posterior desinfección con productos idóneos para esta función.

Es muy importante no confundir limpieza con desinfección, no debemos asumir que es lo mismo limpiar que desinfectar. Y también es muy importante tener en consideración que siempre se debe llevar a cabo una labor de limpieza antes de realizar la labor de desinfección. 

Limpieza es eliminar la materia orgánica, suciedad e impurezas de las superficies mediante un arrastre mecánico. Desinfección, por otro lado, es la aplicación de productos (generalmente químicos) para eliminar o inactivar a los agentes infecciosos de las superficies. 

La gran mayoría de desinfectantes pueden inactivarse  al contacto con los detergentes o con la materia orgánica presente en la suciedad de las superficies. Debido a esto, debemos siempre primero remover dicha materia orgánica mediante la labor de limpieza, la cual debe ser realizada aunque la superficie no se encuentre "visiblemente" sucia; como sabemos, existen millones de partículas y microorganismos que no somos capaces de captar a simple vista.

Recomendaciones generales para la limpieza y desinfección de superficies

Ventilación adecuada: En la medida que sea posible, abra las puertas y ventanas exteriores antes de realizar las labores de limpieza y desinfección. No utilice ventiladores mecánicos en espacios cerrados. 

Limpie y desinfecte todas las áreas: oficinas, aulas, baños, áreas comunes, etc. enfocándose de manera especial en las superficies de alto contacto (superficies que se tocan con frecuencia) tales como manijas, barandales, teclados, sillas y mesas.

Utilice detergente o agua y jabón para limpiar superficies no porosas antes de su desinfección.

Uso del desinfectante: Asegúrese de tener las indicaciones correspondientes por parte del fabricante y siga sus indicaciones de concentración, forma de aplicación y tiempo de contacto.

Si requiere realizar diluciones, utilice agua a temperatura ambiente (a menos de que la etiqueta especifique algo diferente). 

No mezcle productos químicos salvo que el fabricante lo permita en sus instrucciones. Las mezclas pueden inactivar los desinfectantes o generar productos tóxicos.

Siga las instrucciones de almacenamiento (ej. consérvese en lugar fresco sin exposición a la luz).

En los casos de superficies porosas como alfombras o cortinas, quite la contaminación visible y lávelos (si son lavables) según instrucciones a la temperatura máxima de agua permitida.

El personal de limpieza debe lavarse las manos con frecuencia, durante 40 segundos siguiendo la técnica adecuada. También debe lavarse las manos después de quitarse los guantes. Si las manos no están visiblemente sucias, puede optar por usar un desinfectante base alcohol con una concentración mínima del 60%.

Selección de productos de limpieza y desinfección

Se debe contemplar cuales son los microorganismos que desea eliminar, en este caso nos interesa eliminar el Coronavirus SARS CoV-2, tenga en cuenta la concentración requerida de producto y el tiempo de contacto para lograr una desinfección adecuada. Otros factores importantes a considerar son la compatibilidad de los desinfectantes, y sus efectos adicionales.

Propiedades Ideales:

  • No Toxico: El producto no debe irritar la piel o membranas mucosas del usuario o de los visitantes. Escoja siempre el nivel mas bajo de toxicidad posible.
  • Fácil de Usar: Las instrucciones de preparación y uso deben ser simples y contener información acerca del EPP (Equipo de Protección Personal) requerido.
  • Aroma aceptable: El producto no debe generar aromas u olores molestos para las personas. 
  • Solubilidad: Debe ser fácilmente soluble en agua.

Propiedades Ideales Adicionales para Productos de Limpieza:

  • Eficaz: Debe poder remover mugre, tierra y varias substancias orgánicas
  • Amigable con el Medio Ambiente: Biodegradable, no debe causar polución en su disposición residual.

Propiedades Ideales Adicionales para Desinfectantes:

  • Amplio Espectro: Debe tener un amplio rango antibacterial, incluyendo aquellos patógenos causantes comunes de epidemias.
  • Acción Rápida:  De corto tiempo de contacto y acción veloz.
  • Mantenerse Húmedo: Debe poder mantener la superficie húmeda por el tiempo suficiente de contacto requerido para una sola aplicación.
  • No se ve afectado por factores ambientales: debe estar activo en presencia de trazos de materia orgánica y ser compatible con suministros de limpieza (por ejemplo, paños) y productos (por ejemplo, detergentes) y otros productos químicos que estén en uso.
  • Compatibilidad del material: debe demostrarse que es compatible con las superficies y equipos sanitarios habituales.
  • Persistencia: debe tener un efecto antimicrobiano residual sobre la superficie tratada.
  • Limpiador: debe tener algunas propiedades limpiadoras.
  • No inflamable: debe tener un punto de inflamación superior a 65 ° C (150 ° F).
  • Estabilidad: debe ser estable en concentración y  dilución empleada.

Aplicación rutinaria de desinfectantes a las superficies ambientales mediante nebulización en interiores:

  • Para realizar una aplicación efectiva de desinfectantes mediante nebulización en interiores de manera efectiva tome las siguientes precauciones: 
  • Realice la aplicación cuando no haya presencia de personal en el área.
  • El operador debe portar el EPP (Equipo de Protección Personal) requerido según el producto (lentes o googles de protección, guantes, cubrebocas o filtro respirador, etc.)
  • Seleccione el producto adecuado. No realice pulverizaciones o nebulizaciones de productos a base de cloro o formaldehído. Para este tipo de aplicación utilice preferiblemente productos a base de sales cuaternarias de amonío de cuarta o quinta generación con ácidos cítricos. Nuestros estudios muestran que este tipo de compuesto en la concentración adecuada no causa irritaciones en ojos, piel o vías respiratorias. 

Aplicación de desinfectantes al aire libre mediante rocío, nebulización o termonebulización: 

Debido a la dificultad que representa el hacer una labor de limpieza previa a la desinfección para remover materia orgánica, es importante seleccionar un producto que cumpla con lo siguiente:

  • Que el desinfectante no sea inactivado por la presencia de materia orgánica
  • Que sea de rápida acción y corto tiempo de contacto, para que el desinfectante pueda cubrir todas las superficies durante el tiempo de contacto requerido para inactivar los patógenos. En estos casos se recomienda un producto que sea efectivo con un tiempo de contacto de 30 segundos. 

Rociar a las personas con desinfectante:

El rocío a las personas mediante túneles o arcos sanitizantes ha causado polémica respecto a la eficacia y seguridad de este procedimiento. Lo primero que cabe destacar aquí es que el propósito de estos equipos es para lograr una desinfección sobre lo que la persona pueda estar portando en sus prendas, en ningún momento se va a lograr que una persona contagiada ya internamente con el virus logre quedar desinfectada por pasar por una de estas cámaras sanitizantes. Las gotículas que genere después al toser, estornudar o hablar, van a continuar portando el virus. 
El túnel, arco o esclusa sanitizante, sirve únicamente para lograr una desinfección sobre las prendas de vestir que la persona esta portando. 

En caso de decidir implementar una de estas opciones de desinfección, es de vital importancia lo siguiente:

  • El sistema de nebulización debe poder pulverizar la solución sanitizante a un tamaño menor a 15 micras para poder lograr que penetre las fibras de las prendas, en una solución que no va a estar "mojando" a la persona. 
  • El producto a aplicar debe ser un producto No Toxico, para evitar la irritación de la piel, los ojos, y/o efectos secundarios por inhalación. 
  • El producto debe ser de rápida acción y corto tiempo de contacto, los productos desinfectantes mas eficientes requieren un tiempo de contacto mínimo de 30 segundos, que seria el tiempo al que debería estar expuesta la persona para pasar por este tipo de equipo de sanitización. Hacerlo en un lapso menor de tiempo no va a lograr el efecto de desinfección deseado. Por esta razón si la persona no va a estar expuesta durante ese lapso de tiempo a la solución, es preferible no implementar este tipo de procedimiento. 

Sin embargo existen disponibles en el mercado modelos de esclusas y arcos sanitizantes que van a permitir sanitizar bolsas, maletas, portafolios y/o accesorios que la persona esta portando antes de su ingreso a las áreas correspondientes, estos sistemas pueden ayudar mucho a mitigar la propagación del virus. 

 

Técnica del Triple Balde

Las soluciones limpiadoras o desinfectantes en balde se contaminan casi inmediatamente durante la limpieza. El uso continuo de la solución transfiere más microorganismos a cada superficie que se limpia. Algunas bacterias crecen tanto en detergentes como en soluciones desinfectantes. Por lo tanto, es fundamental preparar regularmente una solución nueva de detergente y desinfectante y cambiarla cuando esté visiblemente sucia, manteniendo la concentración adecuada de solución. Deseche cualquier solución restante después de su uso.

Otra fuente de contaminación es el paño de limpieza o el cabezal del trapero, especialmente si se deja en remojo en soluciones de limpieza sucias. Es importante desinfectar trapos y trapeadores, ya sea a temperatura alta en una lavadora o manualmente. Un método simplificado es reemplazar los trapos y trapeadores sucios por artículos limpios cada vez que se vacía un balde de detergente y se reemplaza con detergente nuevo y limpio.

Las cubetas o baldes de trapeador deben enjuagarse, secarse y almacenarse boca abajo para drenar.


Para la técnica de Triple Balde se recomienda utilizar tres paños o jergas y tres baldes (cubetas) distintos para los diferentes momentos siguientes:
1) Enjabonar: se utiliza un paño o jerga y una solución con agua y detergente preparada previamente en el primer balde, con la finalidad de retirar la suciedad.
2) Enjuagar y secar: con otro paño o jerga y agua limpia en el segundo balde, se remueven los residuos de detergente y se realiza el secado de la superficie.
3) Desinfección: una vez removida la suciedad y los residuos de detergente, con una jerga o paño limpio y solución desinfectante en el tercer balde, se procede con la desinfección a las diluciones señaladas según las instrucciones del desinfectante que este utilizando. 

 

Realizar un procedimiento adecuado de limpieza y desinfección conlleva no solamente el poder contar con los productos y/o equipos adecuados, es importante entender el como y el porque. 

¿Tienes preguntas o comentarios sobre este tema? Contáctanos o déjanos tus comentarios y con gusto estaremos comunicándonos contigo.

DESCARGA LA GUÍA RÁPIDA PARA LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN EN ESPACIOS PÚBLICOS, NEGOCIOS, OFICINAS, ESCUELAS Y HOGARES AQUÍ:

Artículo previo EL AGUA Y LAS BIOAPLICACIONES
Siguiente artículo METODOLOGÍAS PARA VERIFICAR LA CALIDAD DE LIMPIEZA Y SANITIZADO

Escribir comentario

Comentario en proceso de aprobación

Campos requeridos